La tarjeta sin contacto es una tarjeta inteligente en la que se recarga dinero y sustituirá a los Bono Buses de cartón manteniénse las mismas modalidades.

La Tarjeta Sin Contacto se carga dinero y no viajes, desde un mínimo de 10 euros y en múltiplos de 5 euros, hasta un máximo de 300 euros. Se recarga en quioscos, estancos y estaciones de autobuses.